Privacidad de los niños en internet

Privacidad de los niños en internet

No suelo nunca compartir fotos de mis hijos en Internet y las pocas veces que lo hago les suelo poner de espalda.
¿Por qué? Pues la verdad es que nunca me he parado a pensarlo

Pero os aseguro que me pongo como una leona si de repente aparecen fotos de ellos sin haber dado mi consentimiento…

La semana pasada os compartía el acontecimiento que vivió mi familia en junio, en el que mi hijo mayor es el principal protagonista.

Ansiaba la necesitad de abrir mi corazón y compartir con vosotros ese amor gratis que nos haa sido regalado. 

Sin darles muchas vueltas, animada por una intención buena y con el visto bueno de mi marido, subí mi testimonio al blog de Mifabula.

 

Solo en una hora, ya lo habían visto más de 1.500 personas y no había manera de frenar o retener la chispa encendida… 
¿Había valorado bien las consecuencias – buenas y malas - que podrían tener para Eliott exponerlo en Internet?
¿A caso este fragmento de nuestra historia familiar no era su vida intima? 

Se me iba de las manos… imposible controlarlo.

Me habitó una sensación extraña de no saber si lo que había hecho era lo correcto, una impotencia de no poder dar marcha atrás... 

La intimidad es lo más personal que uno posee y lo que en un mundo sin internet se hubiera quedado en el seno familiar, está expuesto en medio segundo al mundo entero.

Es cierto que hoy en día nuestros hijos conviven de forma natural con las tecnologías y se mueven en la “jungla digital” con mucha agilidad pero qué difícil tiene que ser a veces afrontar situaciones de viralizaciones masivas de tu intimidad, no?

Me da escalofríos poniéndome en la piel de un adolescente que "ha metido la pata" con un comentario o subido una foto inapropiada...¿ en que estado emocional se habrá quedado? 

¿Que tipo de valentía tiene que habitar nuestros jóvenes para superar la mínima equivocación digital cuando a mí me cuesta una barbaridad reconocer mis faltas en "petit comité"?

¿Qué es lo que tenemos que hacer en familia para fomentar más diálogo? ¿Qué es lo que tenemos que sembrar en los corazones de nuestros jóvenes para que a la hora de la dificultad lo sepan gestionar?

¿Quién me puede pasar la receta mágica?

¿Alguna pista?

Posted on 26/09/2017 by Julie de Fontenay Historias fabulosas 1 294

Artículos relacionados

1 Comentario

  • Pilar Esteban

    Pilar Esteban 26/09/2017 Responder

    Hola,

    Muchas gracias por tu artículo. Comparto todo lo que dices y de hecho por eso mismo trato de ser muy cuidadosa en lo que subo en las redes cuando afecta a la intimidad de terceros. Para poder convivir con las tecnologías y poder enseñar a nuestros hijos con el ejemplo que es realmente lo se les queda hay que ir por delante. Te paso esta plataforma que me ha parecido una iniciativa increíble por si te gusta http://empantallados.com/. Creo que las nuevas tecnologías y las redes sociales son fantásticas pero como todo lo difícil es conseguir el equilibrio para utilizarlas bien. A por ello! Lo conseguiremos. :)

Deja un comentarioDeja una respuesta